Salud
Terapia Ocupacional: Debatieron sobre educación sexual integral
Lun, 15/05/2017 - 08:45

La licenciada Macarena Abregú señaló que el enfoque “tiene que ver con una perspectiva crítica no funcional”, para empoderar a los sujetos. También hizo referencia a que “es importante incorporar a las familias”.
 
En el marco del encuentro La Perspectiva Integral de la Sexualidad y la mirada de la Terapia Ocupacional, que se llevó a cabo en el Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio, profesionales en la materia destacaron la idea de pensar y debatir la ley 26.150, que establece que todos los estudiantes tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos públicos, y la 26.061 que destaca el sistema de protección integral de los niños, niñas y adolescentes. 
 
La actividad fue organizada por la carrera que se dicta en la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) y contó con la presentación de la licenciada Macarena Abregú, quien en diálogo con la Secretaría de Comunicación señaló que “el enfoque que se llevó a cabo tiene que ver con una perspectiva crítica no funcional, para poder pensar en el empoderamiento de los sujetos” con los que trabajan. También hizo referencia a que “es importante incorporar a las familias” en este contexto y trabajar desde los contenidos que se abordan en las escuelas o en los ámbitos educativos comunitarios.
 
Asimismo, la especialista destacó como recurso importante que las actividades son preparadas dependiendo de la edad de los estudiantes con los que se trabaja, bajo la mirada de la promoción y prevención. “Cuando nosotros trabajamos con niños chiquitos también tenemos que enseñarles a decir que no, a cuáles son las partes íntimas y quien puede o no tocar sus partes íntimas”, agregó. En tal sentido, remarcó que cuando se trabaja en la escuela primaria es “necesario que los alumnos conozcan sus derechos o cómo vincularse con los otros desde un lugar saludable, y cuando se habla de la adolescencia aparecen otras temáticas más complejas que tienen que ver con la salud sexual, la prevención de enfermedades e infección de transmisión sexual, así como también la prevención de la trata de personas”.
 
En otro orden, se explayó sobre la sexualidad en personas con discapacidad. En este caso, la terapista ocupacional planteó: “Cuando uno piensa en discapacidad también piensa en una cierta pasividad y el otro haciendo por esa persona, y en realidad acá los ponemos en sujeto activo y también cuestionando en cómo siente, y me parece que es importante pensar en eso”. 
 
Hacia el cierre, Abregú ratificó que los terapistas pueden “establecer ciertas configuraciones de apoyo pensándolo en el campo educativo o algunas adecuaciones curriculares, o pensar en cómo tener acceso a los materiales, pero no como una sexualidad apartada a la sexualidad de los otros”.


Compartí esta publicación