Portal de Noticias

La doctora Zenaida Garay Reyna dictó el seminario de Estadística Aplicada a las Ciencias Sociales – Atlas.ti en el marco del Doctorado en Ciencias Sociales impulsado por el Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

Consultada acerca del rol de las estadísticas en ciencias sociales aseguró que “se vinculan como complemento de un diseño cuanti-cualitativo”. En tal sentido, explicó que su trabajo con este software permite avanzar en un análisis cualitativo. “Las estadísticas en ciencias sociales son muy importantes para hacer, entre otras cuestiones, evaluaciones de políticas públicas, y este software permite hacer emerger problemas”, agregó.

Asimismo, precisó que “todo dependerá del diseño que se plantee en la investigación”, pero la herramienta permite trabajar con grandes bases de datos, entrevistas, documentos de audio, fotografías para hacer surgir categorías, relacionarlas, cruzarlas e implementar bases de datos. “Se puede articular lo cuantitativo con lo cualitativo”, sintetizó.

Con respecto a su participación en un trabajo que evaluó la aplicación de la Asignación Universal por Hijo (AUH), comentó que los resultados “mostraban un cambio cultural y socioeconómico por parte de los beneficiarios y la posibilidad de proyectarse en un futuro por parte de los alumnos”. Cabe destacar que esta investigación le permitió a la universidad formar investigadores, encuestadores, entrevistadores.

Además, Reyna se incorporó a la red INCASI que trabaja las desigualdades sociales, económicas y políticas en Europa y América Latina. “Trabajé con la implementación de políticas de subsidios a estudiantes universitarios comparando Argentina con Italia, sobre todo el PROGRESAR que tenía una continuidad con la AUH para quienes querían formarse luego de terminar el nivel medio”, desarrolló. Sobre los resultados manifestó que en Italia “es meritocrático el acceso y las desigualdades internas se notan” en como el Estado solventa el ingreso a la universidad. “La estructura universitaria es muy diferente, en Italia el ingreso no es irrestricto, tienen cupos por carreras y por alumnos”, ejemplificó.