Portal de Noticias

Investigación


Innovación y asociativismo para el desarrollo: nueva charla

Innovación y asociativismo para el desarrollo: nueva charla

La reedición de esta actividad impulsada por la UNVM y la Fundación Credicoop abordará la temática del clúster como modelo productivo – competitivo. Será el 8 de julio vía ZOOM.

El miércoles 8 de julio, a partir de las 18 horas, se realizará un nuevo encuentro virtual del ciclo “Innovación y Asociativismo para el Desarrollo” organizado por Fundación Banco Credicoop y la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

En esta oportunidad, se trabajará en torno a la temática del Clúster como modelo Productivo – Competitivo con la participación de Marcelo Yangosian (Jefe de la Unidad de Desarrollo Competitivo perteneciente a la Dirección General de Programas y Proyectos Especiales del Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación) y la presentación de tres casos representativos.

El clúster está considerado como una herramienta para el crecimiento y desarrollo competitivo de las organizaciones productivas que lo integran, generando beneficios a la comunidad donde se localizan. Es por ello que durante la actividad vía ZOOM el funcionario nacional compartirá sus experiencias en el acompañamiento e implementación de esta política en territorio junto a representantes del Clúster Quesero de Villa María, del Clúster Quesero de Tandil y del Cluster Regional Lechero (conocido como CERES), quienes darán a conocer la trastienda del proceso de implementación en sus territorios, desafíos y oportunidades.

La actividad es libre y gratuita, pero requiere inscripción previa. Los datos de acceso a la reunión serán enviados tras completar el formulario online.

Invitan y organizan: Fundación Banco Credicoop y Universidad Nacional de Villa María | Dirección de Desarrollo Territorial + Instituto de Investigación + Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas.

Estudiantes seleccionadas/os para becas CIN

Estudiantes seleccionadas/os para becas CIN

Las y los representantes de la UNVM postularon en la convocatoria 2019 de las Becas de Estímulo a las Vocaciones Científicas.

El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) dio a conocer los resultados finales de las “Becas de Estímulo a las Vocaciones Científicas – Convocatoria 2019”. Del total, 22 estudiantes seleccionadas/os pertenecen a la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

Las/os alumnas/os cursan carreras de los 3 Institutos Académicos Pedagógicos vinculadas a las ciencias sociales, humanas y básicas y aplicadas: Ciencia Política, Sociología, Desarrollo Local – Regional, Lengua y Literatura, Medicina, Diseño y Producción Audiovisual, Ambiente y Energías Renovables e Ingeniería en Alimentos.

Desde el Instituto de Investigación se confirmó la adjudicación de estas becas y se indicó que, en un principio, se admitieron 33 postulaciones. Tras un proceso de evaluación la nómina se redujo a 30 y, finalmente, se ubicó en 22 vacantes por un proceso de asignación de cupo definido por el CIN.

De acuerdo al cronograma institucional, el 1 de Agosto será la toma de posesión de los/as becarios/as e inicio de las correspondientes becas.

Cabe precisar que las Becas EVC surgieron en el marco del Plan de Fortalecimiento de la Investigación Científica, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en las Universidades Nacionales para fortalecer a estudiantes universitarios de grado que deseen iniciar su formación en investigación en el marco de proyectos de investigación acreditados que se desarrollen en el ámbito de las instituciones universitarias públicas y que cuenten con financiamiento, en disciplinas científicas, humanísticas, tecnológicas o artísticas.

Cronograma

  • Del 15 al 29 de junio 2020: Plazo para presentar la documentación en el Instituto de Investigación de la UNVM.
  • 1 de agosto 2020: Toma de posesión de becarias/os e inicio de becas.
  • Del 1 al 30 de julio 2020: Alta de suplentes por no toma de posesión o renuncia.

Nómina de estudiantes seleccionados/as (Titulares y suplentes)

Gestión de crisis en tiempos de pandemia

Gestión de crisis en tiempos de pandemia

Organizada el Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas, el Instituto de Investigación y el espacio de Desarrollo Territorial de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) junto a la Fundación Banco Credicoop, la socióloga y especialista en clima organizacional Laura Strier brindó una charla virtual sobre la temática.

Bajo la consigna «¿Cómo Gestionar ésta Crisis? cuando yo estoy en crisis», la actividad se desarrolló a fines de abril a través de la plataforma Zoom y tuvo como objetivo intercambiar ideas acerca de cómo se puede observar desde otra perspectiva el actual contexto de crisis producido por la pandemia del Covid-19, posicionarse y actuar en consecuencia. La propuesta, que contó con la participación de integrantes de diferentes sectores de producción, planteó un repaso por las herramientas de comunicación utilizadas y aquellas a incorporar.
En diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional de la UNVM, Strier se refirió a algunas cuestiones abordadas durante la charla.

-¿Qué es una crisis? ¿Cómo puede definirla?

Podemos pensar que la actual es una policrisis que afecta a distintos planos. El social, el económico, la salud, pero también el laboral, el emocional e incluso el existencial.
Los cimientos de la crisis que vienen a ser “iluminados” por la pandemia no están recién construidos, vienen alzándose desde hace tiempo. Algunos autores hablan de que las crisis son procesos inevitables, pero yo pondría en suspenso esa afirmación, no me cierra. Inevitable sería la crisis de un meteorito que osara rozar la Tierra. Pero la actual tuvo señales de advertencia de todo tipo. No solo por la comunidad científica, que en tiempos AP (antes de la pandemia) no tenía tanta difusión, sino también por personalidades como Barack Obama o Bill Gates, figuras que -sean de nuestro agrado o no- garantizan amplia divulgación de sus ideas y posicionamientos.

Esta crisis tiene un efecto catalizador que acelera procesos y situaciones que ya estaban presentes y evidencia las tensiones y las rajaduras de distintos modelos de vida, modelos de Estado y modelos sanitarios. Pone de relieve la tensión entre lo público y lo privado, entre lo individual y lo colectivo, a la vez que evidencia y multiplica desigualdades estructurales. Ha modificado nuestro entorno, nuestros hábitos, nuestra cotidianeidad. Interviene en el cambio de subjetividades y tiene efectos en el plano afectivo (sentimientos de desprotección, aumento de la ansiedad, miedo, depresión, incertidumbre e impotencia, entre otros).

Esta pandemia es extraordinaria y nos ha obligado a vivir de un modo que desconocíamos. No sólo logró alterar nuestra vida cotidiana en un lapso de 24 horas, sino que su alcance es generalizado. Ya no es un problema del estilo “Y ¿qué querés?, ¡vivimos en Argentina!”. Es un problema mundial.

-¿Cuáles son las claves para manejar la crisis ante este contexto? ¿Qué acciones deben ponerse en marcha en las organizaciones para gestionarla de forma proactiva?

Si bien sostengo que no hay recetas que se apliquen a todas las organizaciones por igual, es fundamental revisar y reconocer el estado de situación actual de cada lugar, definir los ejes críticos y, si nos sentimos trabados con algún tema, pedir ayuda a especialistas. Las miradas profesionales externas, si bien no traen consigo soluciones mágicas, ayudan a ordenarnos y a tomar decisiones.

El cuidado en la comunicación y las formas de comunicar son esenciales. El escuchar los aportes de otras personas no solamente abre el espectro de posibilidades de acercarnos a soluciones sino que potencia a los individuos, fortalece los equipos de trabajo y ayuda a anticiparnos a temas no registrados por nosotros mismos. Evaluar constantemente si hay algo distinto que es bueno comenzar a hacer o dejar de hacer, es un recurso clave en este momento.

-¿De qué modo se está redefiniendo el rol de liderazgo en este contexto?

Las personas que lideran hoy las organizaciones están más expuestas que de costumbre, porque ante el mar de incertidumbre que nos genera el momento, necesitamos creer que quienes ocupan puestos directivos están tomando decisiones para cuidar el espacio en el que trabajamos y, por ende, cuidar a quienes allí trabajan.

-¿Cómo se efectiviza el manejo de la comunicación de crisis? ¿A través de qué herramientas?

La herramienta principal es la palabra. Parece una obviedad, pero no lo es. Poner la palabra a circular, informar, compartir los planes, compartir a tiempo y de manera adecuada las decisiones.
Puede ser -y es muy probable que suceda- que alguna de las decisiones que se tomen desde los equipos directivos no contenten a la totalidad de las personas que trabajan en una misma entidad, pero aun así es importante tomarse el tiempo para explicarlas. Que las personas se enteren por los canales formales y no por la informalidad del “radiopasillo”, que ahora es virtual.

Hay una característica muy marcada en las nuevas generaciones que se está expandiendo: la necesidad de conocer el sentido de las tareas, el propósito de lo que se hace. Ya no va más el “hacelo porque te lo digo yo”. Obviamente hay situaciones en las que no hay mucho que explicar porque no hay tiempo, pero en general tenemos el tiempo pero nos cuesta hablar con la intención de comunicar.
Es importante asegurar que los canales de comunicación están abiertos, y que las personas que ocupan distintos espacios de liderazgo están disponibles, de manera genuina, a escuchar. Y también que puedan abrirse a ser modificadas por ideas distintas a las suyas que mejoren los entornos laborales. Sin duda, los mejores ambientes laborales impactan en la productividad de las organizaciones.
Hay que pensar estrategias tomando en cuenta quiénes son las personas que hacen posible que la organización funcione, por eso enfatizo en que las soluciones deben pensarse en función de cada organización en particular.

-¿Cómo se ve afectado el clima y la cultura organizacional?. En este sentido, ¿cómo impacta el teletrabajo?

Esta situación está generando lo que en química llaman “efecto catalizador”, porque está acelerando procesos que en la mayoría de las organizaciones eran impensados o menospreciados, como el teletrabajo. Trabajar desde nuestras casas no solamente es un hecho, sino el único que posibilitó que la rueda siga girando.

Ahora bien, tenemos que tener presente las condiciones del trabajo en los hogares, porque de alguna manera fuimos “arrojados” al interior de nuestras casas. Por eso creo que no podemos hablar de teletrabajo como era el teletrabajo AP. Las empresas u organizaciones que lo practicaban lo hacían en ambientes muy distintos a los actuales, y no solamente porque antes podían alternar entre trabajar afuera y adentro de sus casas, sino porque brindaban a los empleados los elementos y la infraestructura para que fuera posible.
En la actualidad hay múltiples condiciones para teletrabajar que, por razones obvias, no están pudiendo realizarse. ¿Cuántos trabajadores y trabajadoras tendrán la posibilidad de tener un espacio adecuado para trabajar en su casa?, ¿cuántos contarán con un escritorio y una computadora disponible el tiempo que la necesiten, con Internet de buena calidad y un silencio mínimamente respetable como para poder conectarse y concentrarse?
El impacto en la cultura laboral lo iremos descubriendo en los próximos meses. En principio me pregunto: ¿cómo se reconfigurarán los equipos de trabajo?, ¿de qué manera se resolverán las diferencias entre los distintos lugares de trabajo y las inequidades que puedan surgir?, ¿cómo se abordará la comunicación interna con las dificultades que conlleva la imposibilidad de estar cerca?

-¿La capacidad de gestión de crisis define la supervivencia de las organizaciones?. ¿Siempre una crisis se constituye como una instancia de aprendizaje?

Creo que la supervivencia de las organizaciones depende de varios factores, no solo de la capacidad de gestión. Puntualmente su capacidad de gestionarse debe enmarcarse siempre en un contexto socioeconómico particular, donde entran a jugar fuerte variables como la presencia del Estado (líneas de crédito, disponibilidad de los desarrollos en ciencia y tecnología, etc.), las cámaras empresariales y los sindicatos. Sostener que la supervivencia de una entidad depende exclusivamente de uno es como creer que nacimos de un repollo que nadie plantó.

Algo que creo nos ubica en una situación distinta a países con mayor estabilidad y previsibilidad es que acá estamos bastante acostumbrados a sortear crisis: o estalla el tipo de cambio, o la sequía golpea al campo, o el Banco Central quita líneas de inversión productivas y sigue la lista. El empresario sabe que su vida laboral es similar a una larga montaña rusa. Y si bien esto que estamos viviendo es inédito, de alguna extraña manera existe un entrenamiento previo que puede facilitar el “aguante” y la incorporación y el desarrollo de nuevas prácticas.
Esta crisis nos recuerda la enorme adaptabilidad que tenemos. Si hace dos meses nos hubieran mostrado esta película, habríamos pensado que era de otro mundo. Pero no, lo estamos habitando ahora. Hay otro mundo y está en éste.

-A partir de la pandemia, ¿qué aspectos de las organizaciones se modificarán de forma permanente?. ¿Cuál es su visión al respecto?

No creo poder contestar qué se modificará de forma permanente, creo que afirmar algo en este sentido sería hacer futurología y no me dedico a eso. Ahora bien, si me preguntan qué me gustaría que se instale pensaría en revalorizar la condición de que en los ámbitos laborales se respire un clima que nos nutra y desafíe a ser mejores personas, en hacer crecer espacios colaborativos donde nos despleguemos personal y profesionalmente y que por ende esto tenga un impacto positivo en las organizaciones en las cuales nos desempeñamos.

Ojalá a nivel sociedad se reconozca el alto nivel de interdependencia y la no existencia de salidas individuales a situaciones complejas. Ojalá podamos priorizar sostenidamente la importancia del cuidado del otro y de la cercanía corporal y social.
De a ratos me siento optimista y en otros, todo lo contrario. Pero de lo que sí estoy segura es de la prevalencia del universo afectivo, de sostén, por sobre otros mundos necesarios pero no fundamentales.

Creo que esta crisis nos invita a pensarnos tanto desde la autorreflexión (dónde estoy parado/a, qué me gustaba y qué no me gustaba de lo que venía haciendo, etc.) como desde el carajo -tomando una imagen de la náutica-, que es la plataforma que sirve como puesto de observación, situada en la parte alta de un palo, que facilita las maniobras de las embarcaciones a vela. Es importante poder hacer estos dos movimientos: mirar para adentro y hacia el horizonte, tanto a nivel personal como a nivel organizacional. Creo que entre las buenas cosas que esta extraña transitoriedad puede traernos es mayor sinceridad y realismo, cualidades alejadas de la superficialidad y el modo automático que muchos transitábamos en la vida AP. Brindo por eso.

 

Charla sobre gestión y manejo de crisis

Charla sobre gestión y manejo de crisis

La actividad se llevará a cabo el miércoles 29 de abril, a las 17 horas, a través de la plataforma Zoom.

A través del Instituto AP de Ciencias Básicas y Aplicadas, el Instituto de Investigación y el espacio de Desarrollo Territorial, La Universidad Nacional de Villa María junto a la Fundación Banco Credicoop, organizan la charla virtual «¿Cómo Gestionar ésta Crisis? cuando yo estoy en crisis».

La licenciada Laura Strier, socióloga especialista en clima organizacional, estará a cargo de la actividad que tendrá como objetivo intercambiar ideas acerca de cómo se puede observar desde otra perspectiva el actual contexto de crisis producido por la pandemia del Covid-19, posicionarse y actuar en consecuencia.

Dirigida integrantes de diferentes sectores productivos, durante la charla se hará un repaso sobre herramientas de comunicación utilizadas y aquellas a incorporar.

En el contexto actual los roles de liderazgo cobran una relevancia distinta, ya que si en la vida cotidiana anterior a la pandemia las/los referentes eran observadas/os en su decir y hacer tanto por la comunidad como por las/los empleadas/os, en este momento particular esto se ve acentuado.

Ejes temáticos
-¿Cómo estamos parados para dar respuesta?
-¿Cómo estamos parados para gestionar la crisis?
-¿Estamos dispuestos a seguir aprendiendo?

Las personas interesadas en participar deben inscribirse previamente.
Inscripción

Estudiantes fueron seleccionadas/os para becas CIN

Estudiantes fueron seleccionadas/os para becas CIN

Las y los representantes de la UNVM postularon en la convocatoria 2019 de las Becas de Estímulo a las Vocaciones Científicas.

El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) publicó los resultados de las evaluaciones regionales de la Convocatoria 2019 de las Becas de Estímulo a las Vocaciones Científicas (Becas EVC) y 33 estudiantes de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) quedaron en la nómina de seleccionadas y seleccionados.

Estos resultados son provisorios, ya que queda por delante la instancia de presentación de pedidos de reconsideración que iniciará una vez completada la publicación de la totalidad de los resultados, es decir, cuando finalice el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto oficialmente como consecuencia de la pandemia.

“De modo que se aplaza el periodo de recepción de solicitudes de reconsideración hasta tanto estén todas las universidades en igualdad de condiciones, es decir, habiendo publicado los resultados. La modalidad de esa instancia se definirá en función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos en cuanto a la cuarentena”, informó el organismo.
Cabe destacar que, según lo estipulado en el reglamento, las presentaciones se consideran aprobadas cuando el resultado de la evaluación es de 60 o más puntos.

Las becas EVC surgieron en el marco del Plan de Fortalecimiento de la Investigación Científica, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en las Universidades Nacionales para fortalecer a estudiantes universitarios de grado que deseen iniciar su formación en investigación en el marco de proyectos de investigación acreditados que se desarrollen en el ámbito de las instituciones universitarias públicas y que cuenten con financiamiento, en disciplinas científicas, humanísticas, tecnológicas o artísticas.

Participación en acciones de Ciencia y Tecnología

Participación en acciones de Ciencia y Tecnología

A través del Instituto de Investigación, los Institutos Académicos pedagógicos y el Centro de Investigaciones y Transferencia de Villa María (CIT UNVM), la UNVM participa activamente de instancias de trabajo e intercambio con organismos provinciales y nacionales de ciencia y tecnología.

La Universidad Nacional de Villa María (UNVM), desde las áreas de Ciencia y Tecnología, lleva adelante diversas acciones para enfrentar la actual emergencia sanitaria por la pandemia COVID-19. Entre ellas se encuentra la campaña de divulgación con profesionales y especialistas, fabricación de líquido sanitizante y otras actividades de articulación con instituciones locales.

En lo relativo al campo de la investigación, la UNVM y el CIT VM participan de actividades científicas propuestas por organismos provinciales y nacionales para sumar conocimientos y capacidades en el abordaje de las problemáticas generadas por la pandemia.

El “Laboratorio de ideas – “COVIDLab”, del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia de Córdoba (Mincyt) y la convocatoria extraordinaria sobre ideas proyectos “IP-COVID-19”, de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) son dos de las propuestas de las que forma parte.

Laboratorio de Ideas “COVIDLab”
Impulsada por el Mincyt, la iniciativa tuvo como objetivo promover la co-creación de soluciones en ciencia, tecnología e innovación, a problemáticas y desafíos locales a través de la formación de laboratorios virtuales de ideas.

La convocatoria fue abierta y destinada a todos aquellos profesionales y estudiantes de diversas áreas y disciplinas. La inscripción se realizó por formularios on line.

En esta oportunidad, desde el Instituto de Investigación, junto a directivos de los tres Institutos Académicos Pedagógicos y el CIT-VM, autoridades del Mincyt, del Centro Científico Tecnológico de Córdoba (CCT) y representantes de instituciones académicas, participaron de intercambios de trabajo virtuales para la selección y definición de ejes temáticos para la dinámica “COVIDLab”. Entre ellos; “Virus minuto a minuto”, “La vida en aislamiento social”, “La vida post cuarentena”, “Accesibilidad alimentaria” e “impacto socio-económico”.

Los equipos de trabajo estuvieron integrados por profesionales, científicas/os, investigadoras/es, estudiantes, makers, diseñadoras/es, desarrolladoras/es, tecnólogas/os, empresarias/os y emprendedorasres de diferentes ciudades, entre ellas Villa María.
Se diseñaron numerosas propuestas las cuales fueron seleccionadas a través de dos instancias; el voto de la comunidad por redes sociales y la evaluación de un jurado especializado.
En el siguiente link se visualiza el listado de los proyectos presentados: https://mincyt.cba.gov.ar/proyectos-covidlab/.

Cabe destacar, que el grupo coordinado por el director del Instituto de Investigación UNVM, obtuvo una mención con la propuesta de un “Relevamiento masivo de presuntos casos de COVID 19 en la población, mediante el diagnóstico y seguimiento de personas a través de plataformas digitales, telemedicina y diagnóstico bioquímico integradas.

IP-COVID-19
La Agencia Nacional de I+D+i presentó el concurso de “Ideas Proyecto” (IP) orientado a mejorar la capacidad de respuesta a la Pandemia en la Argentina, a través del diagnóstico, control, prevención, tratamiento, monitoreo y otros aspectos relacionados con COVID-19.

La convocatoria busca promover Proyectos de Investigación y/o Desarrollo Tecnológico y/o Innovación en el que participen beneficiarios que tengan proyectos adjudicados por Agencia I+D+i o financiamiento de otras instituciones del Sistema de Ciencia y Tecnología.

Una vez aprobadas las IP, se otorgará un plazo máximo de 10 días corridos para la presentación del proyecto definitivo, el que deberá canalizarse a través de alguno de los instrumentos de financiación existentes en la Agencia I+D+i.

Se destinará hasta la suma en pesos equivalente a US$ 5.000.000 para el conjunto de los proyectos que resulten seleccionados en la presente convocatoria.

En este marco, el Mincyt en conjunto con el CCT Córdoba, convocaron a Organismos de Ciencia y Tecnología e Instituciones académicas científicas de la provincia, entre ellas la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), para coordinar acciones y articular una red de trabajo interdisciplinaria.

Entre los representantes de la UNVM, figuran el director del Instituto de investigación Dr. Pablo Fiorito, y el director del CIT UNVM, Dr. Jorge Anunziata.

Cabe destacar que a nivel provincial se está trabajando en la formulación de Ideas Proyectos en áreas vinculadas al Diagnóstico y Tratamiento del COVID 19. Aquellos docentes investigadoras/es de la UNVM interesadas/os en asociarse a estos equipos deberán contactarse con Pablo Fiorito o Jorge Anunziata, a: pafiorito@gmail.com / janunziata@gmail.com

Ir al contenido