Portal de Noticias

Comunicación


El periodismo como “herramienta para la transformación social”

El periodismo como “herramienta para la transformación social”

Cynthia Ottaviano y Roberto Caballero llamaron a repensar las agendas y defender a la comunicación como un derecho humano.

En el marco de la Semana de la Comunicación y del Periodismo, organizada por el Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Sociales (IAPCS) y la Secretaría de Comunicación Institucional (SCI) de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), Cynthia Ottaviano y Roberto Caballero participaron del panel Periodismo desde Casa, coordinado por la docente e investigadora Malvina Rodríguez.

Durante una hora de conversación a través de una plataforma digital que incorporó a estudiantes, docentes, comunicadoras y comunicadores; se abordaron diferentes tópicos relacionados con la práctica periodística en la actualidad y los cambios que introdujo la pandemia en una profesión en crisis.

“Lo que el Covid-19 nos ha mostrado es un mundo que convive con niveles de desigualdad que son insoportables para muchos”, enfatizó Caballero. Ante ello, hizo hincapié en que “la democratización de los medios fracasó” y “las nuevas agendas tienen que ver con visibilizar a los sectores más perjudicados”. En el mismo sentido, Ottaviano recordó que “por las desigualdades” no se sabe “qué pasa con las comunidades originarias en la pandemia” porque existe una “mirada porteño-céntrica” sesgada, mientras “las realidades son muy diversas”. Además se refirió a “una crisis muy profunda” a la que definió como “infoxicación” producto de noticias que “terminan intoxicando”.

Para la primera defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, existe la necesidad de hacer periodismo de servicio, “transparentar las estructuras periodísticas y repensar las empresas, porque si no se mercantiliza la comunicación que es un derecho humano”. Asimismo, introdujo la perspectiva de género como un aspecto “muy importante en la formación profesional” y destacó la figura de Petrona Rosende, primera periodista argentina.

“Tenemos que reconocer al periodismo como una herramienta de transformación social y no como un mero trabajo, y desde ahí repensar las agendas”, añadió.

En esa línea, según Caballero, el problema es la “concentración” que pone al periodismo “en la encrucijada de preguntarse para quién trabaja, porque hoy lo que se informe o no tiene efectos en la salud” de las personas. “Hay un maltrato hacia las audiencias y un juego perverso que hace que el periodista esté presionado, nuestro trabajo es tratar de iluminar con un fósforo en medio de la caverna”, añadió.

La Universidad no se detuvo ante la excepcionalidad

La Universidad no se detuvo ante la excepcionalidad

Clases por videoconferencia y acompañamiento a estudiantes. Más de 500 aulas en el Campus Virtual. Actividades de formación, catálogos y contenidos editoriales. Producciones audiovisuales y trabajos de mantenimiento y limpieza. Algunos de los ejes que sostuvo la comunidad universitaria.

Desde el 6 de abril, y mediante una resolución rectoral avalada por el Consejo Superior, la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) estableció que las actividades de enseñanza/aprendizaje se realicen a través del uso de tecnologías. Inmediatamente se habilitó un registro de excepciones para quienes no podían acceder a esta modalidad y se buscaron mecanismos para garantizar el funcionamiento institucional y el acceso a los servicios y actividades a toda la comunidad universitaria.

En el marco de las medidas de contingencia adoptadas durante el estado de excepcionalidad pedagógica, la Secretaría Académica convocó a los Institutos Académicos Pedagógicos a trabajar con los equipos docentes en la adecuación a la modalidad virtual. En tal sentido, el Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED) dictó cursos para desarrollar el proceso y se activaron 500 aulas en el Campus Virtual para la virtualización de los contenidos. Un equipo de especialistas realizó de manera sincrónica capacitaciones para 600 docentes y un seguimiento para la adecuación de los espacios curriculares presenciales.

Se activaron 500 aulas en el Campus Virtual para la virtualización de los contenidos. Se efectuaron tutoriales para el uso de la plataforma de videoconferencias Google Meet y de la plataforma Campus Virtual.

Por otra parte, la Biblioteca Central elaboró un catálogo de herramientas accesibles online que permite la incorporación de diversos recursos informativos electrónicos y ofreció la posibilidad de seguir capacitándose, investigando y leyendo durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). Posteriormente, a través del Campus Virtual, incorporó una nueva plataforma digital para el acceso a libros digitales de diversas editoriales del mundo. Se trata de E-libro, una biblioteca con más de 460 editoriales comerciales y universitarias que forman su colección Cátedra, la cual tiene más de 100 mil títulos entre libros, revistas, obras de investigación y tesis doctorales. El acceso se habilita con las credenciales de acceso (usuario y contraseña) habituales en el Campus.

Además, conjuntamente con la Secretaría de Planificación se organizó el ingreso de estudiantes bajo la condición de “estudiantes condicionales”, la inscripción de estudiantes en el Sistema Académico, la migración masiva de estudiantes a las aulas virtuales, el acceso a autogestión para carga de regularidades y la finalización de curso de ingreso.

En Planificación se efectuaron tutoriales diversos para el uso de la plataforma de videoconferencias Google Meet y de la plataforma Campus Virtual en relación al Nuevo Módulo Web para docentes que permite la carga de notas y regularidades. El Área de Servicios y Mantenimiento emprendió trabajos de seguridad, mantenimiento y limpieza de las sedes de la UNVM. Mientras que la Unidad de Planificación desarrolló proyectos y proyecciones edilicias para construcciones futuras.

El Consejo Superior aprobó el “Protocolo de actuación en el trabajo durante la Pandemia del Covid-19” para impedir la transmisión y evitar contagios por exposición al coronavirus en el ámbito de la UNVM.

En materia administrativa, entre otros aspectos, la Secretaría General estableció un procedimiento para que las y los egresadas/os puedan retirar sus correspondientes Certificados Analíticos de la Dirección de Oficialía Mayor respetando los protocolos sanitarios.

Por los Institutos

La excepcionalidad pedagógica no detuvo las actividades de cada una de las unidades académicas de la UNVM. Así, por medio de la virtualidad, se organizaron conferencias y charlas que acompañaron el dictado de clases bajo la nueva modalidad.

El Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas emprendió, entre otras actividades, la charla online sobre Teletrabajo; el Ciclo de Conferencias Virtuales abiertas y gratuitas sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el campo de la Educación Superior; un Taller Virtual de Pausas Saludables; la capacitación en el Uso Pedagógico del Aula Virtual para Docentes de Idiomas; y el Taller sobre Recursos Académicos Electrónicos para la Docencia y la Investigación. También dio Inicio el cursado virtual del PUICYM, cerraron inscripciones para el Posgrado Especialización en Docencia Universitaria y se promovieron Conciertos Didácticos con reconocidos músicos.

Desde Ciencias Básicas y Aplicadas se promovió el ciclo Entrevistas desde Casa con charlas sobre Pandemia: características, posibles escenarios futuros y aprendizajes; Cuarentena: ¿Beneficios ambientales?; Covid-19: ¿Qué pasa con la vacuna?; Dengue en tiempos de pandemia; Covid-19 y Cambio Climático; Uso racional de medicamentos en tiempos de Covid-19; Taller de formación docente “La enseñanza en el marco de la comprensión”; La gestión de la innovación para agregar valor en las organizaciones; y la charla ¿Por qué la gente comienza a bailar?, en el marco del espacio curricular Educación Corporal.

Los tres Institutos Académicos Pedagógicos desarrollaron actividades y participaron del debate “Un abordaje interdisciplinario sobre el virus COVID-19” con especialistas de diferentes áreas del conocimiento.

El Instituto de Ciencias Sociales emprendió Clases Abiertas con encuentros sobre las Islas Malvinas; Otras Economías; Cuidados de la voz; Trabajo Social; La Economía Argentina en Contexto de Pandemia; Seguridad y Protección Sanitaria; Desafíos del Trabajo; Género en contexto de pandemia; Niveles Legislativos Argentinos ante el COVID-19; Desafíos para la Administración; Las Revoluciones Latinoamericanas como procesos; El Cordobazo, hito obrero-estudiantil latinoamericano. Otras actividades virtuales como las Jornadas sobre Estrategias para abordar las Violencias a las Mujeres, el Ciclo Abierto Virtual “La planificación económica de los gobiernos entre lo complejo y las nuevas dinámicas sociales”, la capacitación “Estrategias de aprendizaje en la virtualidad”, el Encuentro con Gobiernos Locales del Observatorio de Políticas Públicas (OPP) y el Ciclo Encuentros Virtuales Breves, entre otros espacios que motivaron el debate y la reflexión.

Asimismo, los tres Institutos participaron del debate “Un abordaje interdisciplinario sobre el virus COVID-19” con especialistas de diferentes áreas del conocimiento.

Extensión, Investigación e Internacionalización

En el Instituto de Extensión se desarrollaron capacitaciones virtuales sobre Introducción al Derecho Institucional; cuatro diplomaturas dictadas con Aula Abierta (en Enseñanza de Karate Do, en Educación Emocional en el Aprendizaje, “Educar en la Cultura Digital” y “Neuroeducación para el Aprendizaje”); el Curso virtual de Marketing Digital, el Webinar gratuito: Propiedad Intelectual ¿Qué hay que saber para su protección?, el Taller virtual de Especialización “Detrás del video para bodas, las prácticas profesionales”, el Curso virtual gratuito “Introducción a la oratoria aplicada a la Danza Folklórica” y una Diplomatura en Distribución y Exhibición Audiovisual: Modelos, prácticas y desafíos en la convergencia digital y las charlas de Territorios Creativos.

Las distintas áreas de la Universidad sostuvieron su funcionamiento desde la virtualidad, colaboraron con otras instituciones y promovieron acciones para el cuidado de la salud en el contexto excepcional de aislamiento social.

Por su parte, en el Instituto de Investigación se desarrollaron reuniones virtuales internas de equipos, análisis de proyectos, acciones institucionales, plan de evaluación institucional; reuniones con Ministerios, Secretarías y Centros de Científicos Tecnológicos para trabajos conjuntos en acciones de ciencia, tecnología e innovación. Proyectos, convocatorias, Becas y relevamientos institucionales en el área de CyT; intercambio y acciones de trabajo para la administración y evaluación de becas de grado, EVE CIN, posgrado, proyectos internos y externos; y actividades de difusión y divulgación científica.

La Secretaría de Bienestar difundió Flyers con recomendaciones para una buena alimentación, realización de ejercicios y pausa activa. Ejecutó la campaña de la Convocatoria a construir una Red Comunicativa para asistir en casos de violencia de género compartiendo información oficial, segura y confiable con el objetivo de poner a disposición todas las herramientas con las que una víctima de violencia de género cuenta. Habilitó una nueva línea de WhatsApp del Programa de Género y Sexualidades con el objetivo facilitar el contacto con la comunidad universitaria teniendo en cuenta el contexto excepcional de aislamiento social.

También desarrolló un Protocolo de Actuación en el Trabajo a través de una Comisión Ampliada de Bienestar y estableció un ciclo de charlas dirigidas a estudiantes, equipos deportivos y atletas de la UNVM.

Se convocó a construir una Red Comunicativa para asistir en casos de violencia de género y se habilitó una nueva línea de WhatsApp del Programa de Género y Sexualidades.

Por otra parte, se llevó a cabo el proceso de evaluación del programa de becas que ofrece la Universidad a través de la Secretaría de Bienestar y se elaboró un audiovisual sobre el aniversario del Protocolo para Prevenir, Abordar y Sancionar las Violencias de Género y en relación a la consigna Ni una Menos en contra de la violencia de género.

La Secretaría de Internacionalización continuó con el acompañamiento de los estudiantes de intercambio en el exterior a través de soportes electrónicos. También se mantuvieron y adaptaron las convocatorias, promovieron actividades de formación en las redes y mantuvieron las reuniones periódicas del equipo de gestión del área en interacción con otros sectores de la Universidad.

Cultura, literatura y medios

La Editorial Universitaria Villa María (Eduvim) desarrolló el Ciclo de charlas: Autores y lectores en tiempos de cuarentena, un espacio para comentar experiencias profesionales y presentar las diferentes novedades. Las entrevistas se difundieron todos los miércoles de abril, mayo y junio y se subieron en diferentes redes sociales. En el marco del Día Nacional del Librero se publicó en Instagram una edición especial de entrevistas a diferentes libreras y se puso a disposición de docentes de todos los niveles su contenido para utilizarlos en las clases virtuales que comenzaron a dictarse desde el ASPO.

En su tercer aniversario, la Usina Cultural presentó la muestra virtual “Hábitat, Usina Cultural”, de Cecilia Vázquez. Igualmente, bajo la consigna #EnCasa, distintos artistas que formaron parte de grillas anteriores enviaron sus producciones para compartir en redes sociales. En abril se lanzó Música en la Usina, un ciclo televisivo que se emite por UniTeVe, se inauguró la muestra virtual “Origen, de la adrenalina a la oxitocina”, de Natalia Roca, y el concierto virtual en el marco del Espacio Músicas del Mundo, con la participación especial de Eduardo Elia.

La promoción de la cultura con ciclos, conferencias, conciertos, muestras y liberación de catálogos editoriales, fue uno de los ejes principales para sostener el vínculo con la comunidad.

La Secretaría de Comunicación mantuvo sus canales habituales con los medios locales, regionales y nacionales; sus políticas de redes y la continuidad de sus propios medios audiovisuales y digitales. Para el festejo de los 25 años de la Universidad, elaboró una serie de contenidos que fueron difundidos en el programa especial emitido por Uniteve. Del mismo modo se realizaron producciones especiales para informar y concienciar sobre el contexto actual. En ese contexto, la UNVM fue designada para la coordinación ejecutiva de la Red Interuniversitaria de Áreas de Prensa y Comunicación Institucional (RedIAP) del Consejo Interuniversitario Nacional.

En tanto que el Centro Integrado de Medios mantuvo su programación informativa habitual en radio y televisión con el protocolo de trabajo utilizado por los medios. Dos hitos importantes fueron el programa emitido con motivo de un nuevo aniversario de la casa de altos estudios local y el lanzamiento de la serie Puentes, coproducida con la Secretaría Académicas.

Para el festejo de los 25 años de la UNVM se elaboraron una serie de contenidos que fueron difundidos en el programa especial emitido por Uniteve.

De esta manera, la comunidad universitaria de la UNVM no detuvo su marcha y diagramó nodos de contacto apoyados en la virtualidad con ejes esenciales en los que sostuvo su funcionamiento institucional en los últimos dos meses.

Jornada de capacitación en Comunicación de Riesgo

Jornada de capacitación en Comunicación de Riesgo

Desde el canal oficial del CIN en YouTube se puede acceder a la conferencia brindada por Mario Riorda.

La Universidad Nacional de Villa María (UNVM) participó de la jornada virtual organizada por la Red Interuniversitaria de Áreas de Prensa y Comunicación (RedIAP).

Este nuevo espacio creado en el ámbito del dependiente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) generó una actividad federal que contó con la disertación del profesor Mario Riorda y abordó los desafíos de la «Comunicación de Riesgo y Sistema Universitario”. En la oportunidad, la casa de altos estudios local presentó su experiencia de trabajo bajo el título “Comunicar desde casa”, que fue presentado por la secretaria de Comunicación y coordinadora de la Red, doctora Malvina Rodríguez.

 

 

Jornada sobre Comunicación de Riesgo y Sistema Universitario

Jornada sobre Comunicación de Riesgo y Sistema Universitario

Organizada por la Red Interuniversitaria de Áreas de Prensa y Comunicación (RedIAP) del Consejo Interuniversitario Nacional se llevará a cabo la jornada virtual de capacitación Comunicación de Riesgo y Sistema Universitario. La actividad comenzará el miércoles 20 de mayo, a las 10.45, con una conferencia sobre la cultura del riesgo a cargo de Mario Riorda y tendrá continuidad con experiencias compartidas de diferentes universidades.

Este encuentro tendrá lugar a través de la plataforma zoom de eventos CIN y a través del canal de youtube del CIN y contará con las disertaciones de Noelí Cristti, de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), Ernesto Hugaz, de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLAR), Malvina Rodríguez, de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), y Gonzalo García, de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Los temas que abordarán serán “La comunicación como generadora de lazos”, “Entre la endemia y la pandemia, desafíos de la comunicación universitaria”, “Comunicar desde casa”, y “Gestionar y comunicar universidad en clave de excepción”.

Gestión de crisis en tiempos de pandemia

Gestión de crisis en tiempos de pandemia

Organizada el Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas, el Instituto de Investigación y el espacio de Desarrollo Territorial de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) junto a la Fundación Banco Credicoop, la socióloga y especialista en clima organizacional Laura Strier brindó una charla virtual sobre la temática.

Bajo la consigna «¿Cómo Gestionar ésta Crisis? cuando yo estoy en crisis», la actividad se desarrolló a fines de abril a través de la plataforma Zoom y tuvo como objetivo intercambiar ideas acerca de cómo se puede observar desde otra perspectiva el actual contexto de crisis producido por la pandemia del Covid-19, posicionarse y actuar en consecuencia. La propuesta, que contó con la participación de integrantes de diferentes sectores de producción, planteó un repaso por las herramientas de comunicación utilizadas y aquellas a incorporar.
En diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional de la UNVM, Strier se refirió a algunas cuestiones abordadas durante la charla.

-¿Qué es una crisis? ¿Cómo puede definirla?

Podemos pensar que la actual es una policrisis que afecta a distintos planos. El social, el económico, la salud, pero también el laboral, el emocional e incluso el existencial.
Los cimientos de la crisis que vienen a ser “iluminados” por la pandemia no están recién construidos, vienen alzándose desde hace tiempo. Algunos autores hablan de que las crisis son procesos inevitables, pero yo pondría en suspenso esa afirmación, no me cierra. Inevitable sería la crisis de un meteorito que osara rozar la Tierra. Pero la actual tuvo señales de advertencia de todo tipo. No solo por la comunidad científica, que en tiempos AP (antes de la pandemia) no tenía tanta difusión, sino también por personalidades como Barack Obama o Bill Gates, figuras que -sean de nuestro agrado o no- garantizan amplia divulgación de sus ideas y posicionamientos.

Esta crisis tiene un efecto catalizador que acelera procesos y situaciones que ya estaban presentes y evidencia las tensiones y las rajaduras de distintos modelos de vida, modelos de Estado y modelos sanitarios. Pone de relieve la tensión entre lo público y lo privado, entre lo individual y lo colectivo, a la vez que evidencia y multiplica desigualdades estructurales. Ha modificado nuestro entorno, nuestros hábitos, nuestra cotidianeidad. Interviene en el cambio de subjetividades y tiene efectos en el plano afectivo (sentimientos de desprotección, aumento de la ansiedad, miedo, depresión, incertidumbre e impotencia, entre otros).

Esta pandemia es extraordinaria y nos ha obligado a vivir de un modo que desconocíamos. No sólo logró alterar nuestra vida cotidiana en un lapso de 24 horas, sino que su alcance es generalizado. Ya no es un problema del estilo “Y ¿qué querés?, ¡vivimos en Argentina!”. Es un problema mundial.

-¿Cuáles son las claves para manejar la crisis ante este contexto? ¿Qué acciones deben ponerse en marcha en las organizaciones para gestionarla de forma proactiva?

Si bien sostengo que no hay recetas que se apliquen a todas las organizaciones por igual, es fundamental revisar y reconocer el estado de situación actual de cada lugar, definir los ejes críticos y, si nos sentimos trabados con algún tema, pedir ayuda a especialistas. Las miradas profesionales externas, si bien no traen consigo soluciones mágicas, ayudan a ordenarnos y a tomar decisiones.

El cuidado en la comunicación y las formas de comunicar son esenciales. El escuchar los aportes de otras personas no solamente abre el espectro de posibilidades de acercarnos a soluciones sino que potencia a los individuos, fortalece los equipos de trabajo y ayuda a anticiparnos a temas no registrados por nosotros mismos. Evaluar constantemente si hay algo distinto que es bueno comenzar a hacer o dejar de hacer, es un recurso clave en este momento.

-¿De qué modo se está redefiniendo el rol de liderazgo en este contexto?

Las personas que lideran hoy las organizaciones están más expuestas que de costumbre, porque ante el mar de incertidumbre que nos genera el momento, necesitamos creer que quienes ocupan puestos directivos están tomando decisiones para cuidar el espacio en el que trabajamos y, por ende, cuidar a quienes allí trabajan.

-¿Cómo se efectiviza el manejo de la comunicación de crisis? ¿A través de qué herramientas?

La herramienta principal es la palabra. Parece una obviedad, pero no lo es. Poner la palabra a circular, informar, compartir los planes, compartir a tiempo y de manera adecuada las decisiones.
Puede ser -y es muy probable que suceda- que alguna de las decisiones que se tomen desde los equipos directivos no contenten a la totalidad de las personas que trabajan en una misma entidad, pero aun así es importante tomarse el tiempo para explicarlas. Que las personas se enteren por los canales formales y no por la informalidad del “radiopasillo”, que ahora es virtual.

Hay una característica muy marcada en las nuevas generaciones que se está expandiendo: la necesidad de conocer el sentido de las tareas, el propósito de lo que se hace. Ya no va más el “hacelo porque te lo digo yo”. Obviamente hay situaciones en las que no hay mucho que explicar porque no hay tiempo, pero en general tenemos el tiempo pero nos cuesta hablar con la intención de comunicar.
Es importante asegurar que los canales de comunicación están abiertos, y que las personas que ocupan distintos espacios de liderazgo están disponibles, de manera genuina, a escuchar. Y también que puedan abrirse a ser modificadas por ideas distintas a las suyas que mejoren los entornos laborales. Sin duda, los mejores ambientes laborales impactan en la productividad de las organizaciones.
Hay que pensar estrategias tomando en cuenta quiénes son las personas que hacen posible que la organización funcione, por eso enfatizo en que las soluciones deben pensarse en función de cada organización en particular.

-¿Cómo se ve afectado el clima y la cultura organizacional?. En este sentido, ¿cómo impacta el teletrabajo?

Esta situación está generando lo que en química llaman “efecto catalizador”, porque está acelerando procesos que en la mayoría de las organizaciones eran impensados o menospreciados, como el teletrabajo. Trabajar desde nuestras casas no solamente es un hecho, sino el único que posibilitó que la rueda siga girando.

Ahora bien, tenemos que tener presente las condiciones del trabajo en los hogares, porque de alguna manera fuimos “arrojados” al interior de nuestras casas. Por eso creo que no podemos hablar de teletrabajo como era el teletrabajo AP. Las empresas u organizaciones que lo practicaban lo hacían en ambientes muy distintos a los actuales, y no solamente porque antes podían alternar entre trabajar afuera y adentro de sus casas, sino porque brindaban a los empleados los elementos y la infraestructura para que fuera posible.
En la actualidad hay múltiples condiciones para teletrabajar que, por razones obvias, no están pudiendo realizarse. ¿Cuántos trabajadores y trabajadoras tendrán la posibilidad de tener un espacio adecuado para trabajar en su casa?, ¿cuántos contarán con un escritorio y una computadora disponible el tiempo que la necesiten, con Internet de buena calidad y un silencio mínimamente respetable como para poder conectarse y concentrarse?
El impacto en la cultura laboral lo iremos descubriendo en los próximos meses. En principio me pregunto: ¿cómo se reconfigurarán los equipos de trabajo?, ¿de qué manera se resolverán las diferencias entre los distintos lugares de trabajo y las inequidades que puedan surgir?, ¿cómo se abordará la comunicación interna con las dificultades que conlleva la imposibilidad de estar cerca?

-¿La capacidad de gestión de crisis define la supervivencia de las organizaciones?. ¿Siempre una crisis se constituye como una instancia de aprendizaje?

Creo que la supervivencia de las organizaciones depende de varios factores, no solo de la capacidad de gestión. Puntualmente su capacidad de gestionarse debe enmarcarse siempre en un contexto socioeconómico particular, donde entran a jugar fuerte variables como la presencia del Estado (líneas de crédito, disponibilidad de los desarrollos en ciencia y tecnología, etc.), las cámaras empresariales y los sindicatos. Sostener que la supervivencia de una entidad depende exclusivamente de uno es como creer que nacimos de un repollo que nadie plantó.

Algo que creo nos ubica en una situación distinta a países con mayor estabilidad y previsibilidad es que acá estamos bastante acostumbrados a sortear crisis: o estalla el tipo de cambio, o la sequía golpea al campo, o el Banco Central quita líneas de inversión productivas y sigue la lista. El empresario sabe que su vida laboral es similar a una larga montaña rusa. Y si bien esto que estamos viviendo es inédito, de alguna extraña manera existe un entrenamiento previo que puede facilitar el “aguante” y la incorporación y el desarrollo de nuevas prácticas.
Esta crisis nos recuerda la enorme adaptabilidad que tenemos. Si hace dos meses nos hubieran mostrado esta película, habríamos pensado que era de otro mundo. Pero no, lo estamos habitando ahora. Hay otro mundo y está en éste.

-A partir de la pandemia, ¿qué aspectos de las organizaciones se modificarán de forma permanente?. ¿Cuál es su visión al respecto?

No creo poder contestar qué se modificará de forma permanente, creo que afirmar algo en este sentido sería hacer futurología y no me dedico a eso. Ahora bien, si me preguntan qué me gustaría que se instale pensaría en revalorizar la condición de que en los ámbitos laborales se respire un clima que nos nutra y desafíe a ser mejores personas, en hacer crecer espacios colaborativos donde nos despleguemos personal y profesionalmente y que por ende esto tenga un impacto positivo en las organizaciones en las cuales nos desempeñamos.

Ojalá a nivel sociedad se reconozca el alto nivel de interdependencia y la no existencia de salidas individuales a situaciones complejas. Ojalá podamos priorizar sostenidamente la importancia del cuidado del otro y de la cercanía corporal y social.
De a ratos me siento optimista y en otros, todo lo contrario. Pero de lo que sí estoy segura es de la prevalencia del universo afectivo, de sostén, por sobre otros mundos necesarios pero no fundamentales.

Creo que esta crisis nos invita a pensarnos tanto desde la autorreflexión (dónde estoy parado/a, qué me gustaba y qué no me gustaba de lo que venía haciendo, etc.) como desde el carajo -tomando una imagen de la náutica-, que es la plataforma que sirve como puesto de observación, situada en la parte alta de un palo, que facilita las maniobras de las embarcaciones a vela. Es importante poder hacer estos dos movimientos: mirar para adentro y hacia el horizonte, tanto a nivel personal como a nivel organizacional. Creo que entre las buenas cosas que esta extraña transitoriedad puede traernos es mayor sinceridad y realismo, cualidades alejadas de la superficialidad y el modo automático que muchos transitábamos en la vida AP. Brindo por eso.

 

El CIN formalizó su Red de Prensa y Comunicación (RedIAP)

El CIN formalizó su Red de Prensa y Comunicación (RedIAP)

A través de una reunión virtual y por el mecanismo de votación por asamblea se eligió como coordinadora ejecutiva a la Secretaria de Comunicación Institucional de la UNVM, doctora Malvina Rodríguez.

Convocada desde la Comisión de Comunicación y Medios del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), la reunión para la constitución del Comité Ejecutivo de la Red Interuniversitaria de Áreas de Prensa y Comunicación Institucional (RedIAP) se desarrolló a través de la plataforma zoom y fue presidida por el licenciado Fabián Calderón, rector de la Universidad Nacional de La Rioja y coordinador general designado para  dirigir este espacio creado en 2019.

El encuentro contó con la participación de más de 40 integrantes de los equipos de Comunicación de casas de altos estudios nacionales públicas, provinciales y privadas, quienes debatieron en primera instancia la constitución del Comité Ejecutivo, conformado por 9 titulares de las instituciones universitarias, 7 de los cuales fueron designados en consideración a los Consejos de Planificación Regional de la Educación Superior (CPRES).

De esta manera el Comité quedó constituido por las Universidades Nacionales de La Plata, San Juan, Santiago del Estero,Patagonia San Juan Bosco, Entre Ríos, Quilmes y Misiones. A esta comisión se sumaron, a través del voto del plenario: La Matanza y la Universidad Autónoma de Entre Ríos. Asimismo, fueron propuestas para la coordinación del Comité, la Universidad Nacional de Villa María, y para la vicecoordinación, la Universidad Nacional de Rosario.

Sin objeciones y por voto unánime fue electa como coordinadora ejecutiva de la RedIAP la doctora Malvina Rodríguez, secretaria de Comunicación Institucional de la UNVM. La funcionaria villamariense estará acompañada en la vicecoordinación por el coordinador general de Comunicación y Medios de la UNR, Gonzalo García.

Propuestas
El trabajo de la RedIAP dio sus primeros pasos con un fuerte compromiso de quienes la integran, acordando que durante los próximos días se establecerán dinámicas de trabajo para cumplir con los objetivos de este espacio.

En consideración al contexto mundial y a la modalidad de funcionamiento de las universidades se propusieron temáticas a trabajar en un futuro inmediato. En este sentido, el rector Calderón enumeró el programa de acción de la Red y evaluó como prioritaria “la visibilización de la tarea que desarrollan la unidades académicas en el marco de la pandemia del COVID-19”, destacando el compromiso universitario en todos los ámbitos, especialmente en el de la educación a distancia.

Otras propuestas giraron en torno a la capacitación de las y los integrantes de las áreas de Prensa y Comunicación, además la posibilidad de generar un programa de movilidad dentro del territorio nacional.

En el marco de esta planificación se acordó la realización de campañas estratégicas de comunicación en el marco de la pandemia, poniendo en valor las iniciativas y experiencias de todas las Universidades. Además, se sugirió la realización de una capacitación sobre el manejo de comunicación en crisis y una serie de entrevistas con expertos a través de las redes sociales.

Las y los representantes de las casas de altos estudios acordaron de modo unánime estas iniciativas, aunque señalaron como “urgente” la necesidad de trabajar en la visibilización de la problemática de la violencia de género. Asumir este compromiso institucional fue considerado por las y los integrantes de la reunión como tema “número uno en la agenda de trabajo”.

Acerca de RedIAP
La RedIAP fue creada por resolución ejecutiva del CIN en agosto de 2019, en consideración a la necesidad de “fundar un espacio de encuentro, intercambio y consenso de las áreas de prensa y comunicación institucional de las instituciones universitarias miembros del CIN”. Entre los objetivos fundacionales se destacaron “la iniciativa de promover, planificar y organizar actividades de capacitación, conferencias, reuniones, jomadas, talleres y similares en áreas de su competencia, tanto propias como en colaboración con otras instituciones, a fin de contribuir al enriquecimiento profesional del personal de las áreas de prensa y comunicación institucional o su equivalente”.

Cabe señalar que, en el funcionamiento del organismo universitario ya existían la Red Nacional Audiovisual Universitaria (RENAU) y la Asociación de Radiodifusoras Universitarias Nacionales Argentinas (ARUNA).

Ir al contenido