Portal de Noticias

Destacadas


Red Nacional Interuniversitaria para “Cuidar a quienes cuidan”

Red Nacional Interuniversitaria para “Cuidar a quienes cuidan”

La UNVM propuso la creación de la Red Nacional Universitaria «Cuidar a quienes cuidan» para sistematizar información y servicios para la contención de sectores que asumen la tarea de cuidar en momentos de crisis.

Como sociedad, nos encontramos ante una pandemia que interpela las prácticas, espacios y modos de accionar en la protección y en la urgencia. Estas circunstancias convocan a organizar (estructurar y/o convocar) una Red donde, de manera orgánica y unificada, puedan existir contenidos y servicios puestos a disposición de sectores sensibles en el proceso de intervención social y sanitario.

“Las y los agentes de prácticas dentro y fuera del sistema de salud (público y/o privado), áreas activas del abordaje de la Salud Mental, voluntarios y voluntarias, acompañantes de sectores vulnerables, entre otros grupos; se encuentran muchas veces despoblados de información organizada que oriente sus prácticas en una lógica unificada de acción conjunta los contenga, acompañe, escuche y asesore. Allí, se muestra como oportuna la descentralización territorial y la capacidad científica e interventora de las Universidades para colaborar con sus comunidades de referencia”. A partir de este diagnóstico, la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) propone la creación de una Red coordinada por la Universidades Nacionales que articule, además con otros actores académicos, sanitarios y profesionales un espacio común de repositorio informativo, circulación y capacitación con contenido veraz, confiable y actualizado.

«Esta Red trabaja sobre dos acciones concretas: informar y capacitar, es decir, deja a disposición materiales para información y construir capacitación. Todas la Universidades pueden tomarla y a su vez socializar la que producen en sus unidades académicas», sostuvo la vicerrectora de la UNVM, magister Elizabeth Theiler.

Estrategias

La iniciativa se trabajará junto con la Dirección Nacional de Salud Mental y adicciones previendo “la generación de contenidos web que permitan a los actores claves obtener información y asesoramiento de manera clara, accesible y confiable”. Además, se propone:  generar herramientas que faciliten la difusión de los contenidos, la creación de dispositivos utilizando herramientas remotas de comunicación, la formación de equipos para brindar respuestas al estilo call centers y la instrumentación de equipos de seguridad y salud.

Acciones fundamentales

La red se plantea como una instancia facilitadora para el acceso a herramientas digitales de transmisión web tendientes a: formar, informar, acompañar y contener; basado en una segmentación de los grupos que facilite el acceso pero que, a su vez, no sobreexponga de información a ningún sector.

Como acción inicial se propone la organización del soporte digital y la puesta en marcha de un espacio en la web donde se alojen todos los contenidos, recomendaciones e instrumentos de intervención para los diferentes grupos a los que se orienta la acción.

Grupos

De acuerdo al documento remitido, el Grupo 0 estará conformado por la “Comunidad en general” bajo la consideración del siguiente supuesto: “cada persona posee en su singularidad recursos para afrontar, empoderarse y cuidar su salud; si existen condiciones facilitadoras para esto”. Puede entenderse entonces que, cada uno de los integrantes de una comunidad puede cuidarse y cuidar a otros, si existe las herramientas y recursos óptimos.  Para este grupo se dispondrá de información proveniente de fuentes chequeadas y en formatos y lenguajes accesibles. Se recomendará a escuelas, hospitales, cooperativas y otras instituciones utilizar ese material como insumo para la realización de capacitaciones.

El Grupo A los constituirán agentes que participan de los procesos sanitarios, tales como: intervención, prevención y cuidado de la comunidad ya sea enferma, recuperada o con posibilidades de enfermarse. Esta población será dividida en 3 sub-grupos diferenciados según la acción e intervención que tienen en territorio.

  1. Agentes-Actores protectores en contacto con comunidad.
  2. Agentes-Actores del proceso salud-enfermedad (con y sin contacto con enfermos)
  3. Equipos técnicos y profesionales intervinientes en el campo de la Salud Mental.

El Grupo B contemplará a sectores considerados como de vulnerabilidad, entre los que se incluyen grupos institucionalizados en cárceles, internados, geriátricos, entre otros. 

Participación en la RED

La propuesta insta a la incorporación de las instituciones universitarias, contemplando sus Unidades académicas como Institutos, Direcciones, Decanatos y Rectorados (o equivalentes) mediante una solicitud de inclusión como miembro y, con autorización para incorporar su nombre y /o isologotipo. Cada Universidad definirá el alcance de la aplicación territorial de la propuesta y los recursos que pone a disposición. Al momento de la solicitud se completará una carta de Incorporación a la Red Nacional que se encontrará disponible en la web.

Cada Unidad Académica asignará a una/un responsable que será conectado con el equipo coordinador de la Universidad Nacional de Villa María para la conformación del Comité organizador y el Comité especializado.

Podrán adherir a la Red instituciones colegiadas, municipalidades y otras instituciones educativas. Para concretarla deberán completar la carta de adhesión a la Red Nacional que se encontrará disponible en web. El acceso  y la adhesión es libre y gratuita.

Tipos de aportes de miembros y adherentes:

Podrán enviar información y antecedentes pertinentes para ser incorporados en las distintas categorías de abordaje mediante envío por mail o soporte similar. El material de producción propia requerirá de previa autorización mediante carta que avale la producción institucional y la accesibilidad para ser puesta a disposición en la web.

Fuentes de información:

Las fuentes de las cuales la página web se nutrirá inicialmente serán las herramientas producidas por la DNSMyA y la Red Salud Mental Unida y Recomendaciones de organismos de salud como OMS con contenidos orientados a:

  1. Recomendaciones en documentos oficiales (Acceso general)
  2. Capacitación para Atención psicológica. PAP  Primeros auxilios psicológicos en emergencia.
  3. Recomendaciones para Obras sociales
  4. Formación y seguimiento a voluntarios

 En una primera fase la información estará compuesta por: resoluciones, disposiciones, flyers, videos explicativos, líneas derivadas de consultas específicas y canal de diálogo para receptar demandas que contengan: recomendaciones y procedimientos estandarizados, previa revisión de todo el material.

La herramienta se alojará, en un primer momento, en la web de la Universidad Nacional de Villa María, con réplica en las páginas de Universidades y colegios profesionales e instituciones adherentes, a fin de ampliar las posibilidades de acceso, con supervisión de la de la Dirección de Salud Mental y Adicciones de la Nación.

Organización de la información en base a sus destinatarios:

  1. Comunidad en general/ Información con base segura para toda la comunidad
1.            Agentes-Actores protectores en contacto con comunidad.2.            Agentes-Actores del proceso salud-enfermedad (con y sin contacto con enfermos)3.            Equipos técnicos y profesionales intervinientes en el campo de la Salud Mental.
Recomendaciones para Call center´s, entre otros.Recomendaciones para CAPS  y hospitalesTratamiento en salud mental (ambulatorio)
Recomendaciones para agentes de seguridad públicaRecomendaciones para Atención en crisis y emergentologíaRecomendaciones para Trabajo con niños en aislamiento
Recomendaciones para Equipos de salud en primera línea de atención
Recomendaciones según Niveles de intervención y organización de  información para voluntarios
Sectores sensibles y/o vulnerables de la comunidad general.

 

Universidades participantes

Universidad Nacional de los Comechingones

Universidad Nacional de Entre Ríos | Facultad de Trabajo Social

Universidad Nacional de La Plata | Facultad de Periodismo y Comunicación

Universidad Nacional de La Rioja

Universidad Nacional de Rosario

Universidad Nacional de Cuyo | Facultad de Ciencias Políticas y Sociales

Universidad Nacional de Mar del Plata | Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo Social

Universidad Nacional de Misiones | Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

Universidad Pedagógica Nacional

Universidad Nacional de San Martín

Universidad Nacional de Villa María

Instituciones adherentes

Municipalidad de Villa María

Colegio de Psicólogas/os de Villa María

La convocatoria continuará abierta para todas las casas de altos estudios e instituciones que deseen contribuir y formar parte de esta Red. 

 

 

UNVM fabrica máscaras protectoras para personal sanitario

UNVM fabrica máscaras protectoras para personal sanitario

El Instituto de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) acordó junto al municipio local poner a disposición impresoras 3D para la fabricación de máscaras protectoras para el personal sanitario de la ciudad.

Las dos impresoras del Instituto de Ciencias Humanas se sumaron a una que ya posee la Tecnoteca Municipal, a dos de la Escuela ProA y a una brindada por la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Villa María.

El proyecto se basa en la fabricación del soporte de máscaras sanitarias estandarizadas por el Ministerio de Salud de la Nación que se completan con un material de acetato transparente que cubre ojos, nariz y boca para evitar contagios. La iniciativa se enmarca en el estado de emergencia actual por la pandemia del COVID-19.

El director de la Tecnoteca, Ariel Vottero expresó que “se armó un grupo trabajo con personal de la Tecnoteca, la UNVM, la UTN y las dos Escuelas ProA de ambas universidades” y agregó que “además se sumaron dos impresoras más de Escuelas Técnicas, específicamente la Escuela del Trabajo de Villa María”.

Teniendo en cuenta las prioridades marcadas por la Secretaría de Salud del municipio, las primeras máscaras de protección se destinarán a espacios públicos sanitarios como la Asistencia Pública y los Centros de Atención Primaria de la Salud Móviles de diferentes barrios de la ciudad. “En este momento todas las impresoras se están calibrando, pero estimamos llegar al sábado próximo con unas cien máscaras para comenzar a distribuir”, señaló Vottero.

Las máquinas demoran una hora quince en imprimir cada soporte de las máscaras y se pretende generar una producción diaria de diez horas aproximadamente, con el objetivo de ir abarcando diferentes áreas que las necesiten y teniendo en cuenta que es una de las formas más eficientes para evitar contagios. “Luego queremos cubrir el Hospital Pasteur, Seguridad Ciudadana, el sector alimenticio, instituciones de salud privadas, entre otros”.

Por otra parte, cabe destacar que desde el Instituto Privado Roentgen de Villa María se donaron doscientas placas radiográficas para usar en lugar del acetato, ya que este material se encuentra en falta.

En la ciudad de San Francisco

En consonancia con esta línea de trabajo conjunto, estudiantes, docentes y graduadas/os de Diseño Industrial del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas participan en la elaboración de máscaras de protección en San Francisco.

Matías Bordese, graduado y docente de la carrera que se dicta en el Centro Regional de Educación Superior (CRES) de la mencionada localidad, puso en marcha una impresora 3D para colaborar en el marco de la pandemia.

«Es un trabajo colaborativo que se viene dando a nivel mundial y al que se suman estudiantes, docentes y graduadas/os de Básicas, con posibilidad de poner a disposición un elemento de última tecnología como lo es ésta impresora que normalmente es utilizada en el taller de prototipado de la carrera», indicó el profesional.

Desde el equipo de trabajo mencionaron que las máscaras serán utilizadas por el personal de salud que trabaja en el Hospital Regional José Bernardo Iturraspe de San Francisco. «En una primera instancia se llevaron a cabo pruebas para determinar la factibilidad del producto. Teniendo en cuenta que se trata de máscaras reutilizables, era importante probar cómo reaccionaba el material a los procesos de desinfección», señaló el docente y agregó que «una vez que tuvimos el visto bueno de los directivos del hospital comenzamos a trabajar, cada uno desde sus casas para poder colaborar con la causa».

Por su parte, el coordinador de la carrera, Pablo Ambrosino, destacó que actualmente también están trabajando de manera articulada con representantes del sector industrial, de la salud y con la incubadora de empresas de San Francisco en el diseño de distintos dispositivos que pueden ser de utilidad para contrarrestar el avance de la pandemia.

En alusión a esta iniciativa la decana del Instituto AP de Básicas y Aplicadas, Carolina Morgante, comentó que desde la UNVM “busca darse respuesta a las demandas y necesidades del contexto, es una de las funciones esenciales de la Universidad pública y la realidad actual nos interpela para actuar de manera rápida y certera».

«La puesta en marcha de este equipo de impresión 3D se suma a la entrega en comodato de la cámara termográfica que se realizó días atrás y que permitirá al personal de salud de Villa María medir la fiebre» relató la máxima autoridad del Instituto y destacó «estamos trabajando en sumar los aportes que sean necesarios para frenar el avance de este virus. Es un orgullo ver la predisposición y compromiso de nuestros estudiantes, docentes y graduadas/os»

Covid-19: Impulsan un laboratorio de ideas para soluciones locales

Covid-19: Impulsan un laboratorio de ideas para soluciones locales

La propuesta surge del MinCyT de la provincia de Córdoba. Participan universidades y diversas organizaciones.

La Universidad Nacional de Villa María (UNVM) participará del Laboratorio de Ideas para soluciones locales a problemas del Covid-19. Esta convocatoria, impulsada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología del gobierno de Córdoba, tiene como propósito poner los conocimientos, talentos y voluntades en común para alcanzar soluciones locales a problemáticas generadas por la pandemia.

“Participamos a través el Instituto de Investigación, junto a decanas y decanos y las secretarías de los tres Institutos Académicos Pedagógicos, además del CIT-VM, en la pre-comisión de selección de temas y este fin de semana se debatirán los aspectos que de allí surgieron”, explicó el director de Investigación, Pablo Fiorito.

El COVIDLab CÓRDOBA cuenta con la participación de las Universidades radicadas en la provincia, organizaciones científicas y tecnológicas, y cámaras empresarias de Córdoba, San Francisco, Río Cuarto y Villa María. El lanzamiento será el sábado 28, a las 15.30, y se trabajará durante todo el fin de semana para presentar las soluciones el martes 31. Durante cuatro jornadas trabajarán alrededor de 100 personas divididas en equipos.

“La definición de los principales ejes temáticos locales a abordar surgió de encuentros virtuales del que participaron los principales referentes de entidades científicas y tecnológicas, además de una ronda de consultas con los rectores de las Universidades”, indicó la propuesta.

Cabe destacar que el Lab es abierto y está dirigido a profesionales, científicos, investigadores, makers, diseñadores, desarrolladores, tecnólogos, empresas y emprendedores. Los cupos son limitados y hay tiempo de inscribirse hasta el viernes 27 de marzo a las 23.59. Para participar, quienes estén interesados deben completar la inscripción y generar un perfil con las problemáticas de su interés a partir de las cuales se generarán los equipos de trabajo de los laboratorios de ideas.

Datos útiles
Link de inscripción: https://forms.gle/hX8jaCE1dxFecfnB9
Información: https://mincyt.cba.gov.ar/covidlab
Consultas: covidlabcordoba@gmail.com

Cronograma
Lanzamiento del COVIDLab CÓRDOBA – Sábado 28/03 – 15:30.
Trabajo en equipo según problemáticas asignadas – Sábado 28 al martes 31/3.
Presentación de Soluciones – Martes 31/03 – 14:00.
Menciones Especiales del COVIDLab CÓRDOBA – Martes 31/03 – 19:00.

De pandemias, evolución y otras consecuencias

De pandemias, evolución y otras consecuencias

Fidel Baschetto, docente del Espacio Curricular «Fauna Silvestre» de la carrera de Medicina Veterinaria, publicó una reflexión sobre la pandemia que afecta a la población mundial. En su escrito aborda las enfermedades que se encuentran en la fauna silvestre y tienen la capacidad de convertirse y afectar al ser humano.

“Estamos viviendo un proceso histórico, terriblemente histórico. El tema no está para especular, ni dar a todas las opiniones personales un rango de mayor jerarquía, porque inevitablemente se caerá en contradicciones, confusión y lo que es peor: consejos contrarios a lo correcto. La pandemia, además de muertes, le abrió las puertas a la “infodemia”, otro tipo de epidemia, la de exceso de información, a la cual espero no nutrirla.

Todos los años en nuestra, humilde pero movedora de entendederas, Cátedra de Fauna Silvestre, en la Carrera de Medicina Veterinaria, en la Universidad Nacional de Villa María, un tema de profuso diálogo y estudio son aquellas enfermedades que descansan (la de hoy descansaba) en la fauna silvestre y tienen la capacidad de convertirse en Pandemias. Lo discutimos, generamos una mirada crítica sobre el tema e interpelamos a las enfermedades y a nosotros en cuanto a las nuevas circunstancias de cómo estudiar y cómo replantear estas miradas sobre estos agentes que vienen co-evolucionando con algunas especies a través de procesos de muchísimos años. Sabemos que la evolución ayuda a que los virus puedan vivir en sus huésped sin causarle daños. Es de sentido común adaptativo que para que ellos sobrevivan debe sobrevivir su «casa» (es una bella metáfora para que el humano comprenda que evolucionar es adaptarse a su huésped y no acabar con él, nos referimos al Planeta como huésped).

Estas potenciales enfermedades con origen en la vida silvestre (Influenza, Encefalitis de West Nile y de Sant Louis, HIV, Monkeypox, Marburgo, Menangle, Ébola, SARS, etc.) son producidas por agentes que están viviendo y evolucionando en ciclos silvestres. Es nuestra especie que ingresa a su mundo evolutivo a modificar o destruir ambientes, a extraer animales (¡hasta consumirlos!) y generar en poquísimo tiempo un contacto con especies (la nuestra entre otras) que no co-evolucionaron con ese potencial patógeno. De ese encuentro no puede surgir algo sano: mutaciones con poca evidencia médica o enfermedades violentas de acuerdo a su vía de contagio y mortalidad. La evolución sobrelleva la supervivencia al hombro y el requerimiento de proteína animal en el Homo sapiens es una necesidad adaptativa (no ingiero idealismos utópicos). Las camadas de médicos veterinarios egresados de nuestra Universidad pueden atestiguar sobre todo esto.

Siempre advertimos una ley epidemiológica irresoluta: las enfermedades que se contagian por vías aerógenas son las de mayor riesgo en cuanto a la facilidad de contagio y si, además, sumamos el concepto de fómites y permanencia del agente con capacidad de contagio en superficies el tema genera una alta morbilidad (porcentaje de individuos que se enferman de una población). Por lo tanto es necesario comenzar a comprender a qué nos estamos enfrentando: a un desequilibrio ambiental, de ingreso humano al mundo natural sin medir consecuencias y jugando a lo perdido, a que nunca nos va a pasar nada.

Pero ahora sucedió lo previsible; y, además, con una furia aterradora. Estamos ante la presencia de un virus con capacidad infectante humano-humano, incluso antes que las personas desarrollen síntomas; de contagio aerógeno y de superficie (por fómites) y, por lo tanto, de fácil transmisión, con una morbilidad alta.

Es ya la Pandemia más importante del siglo XXI (a poco tiempo de haberse cumplido cien años de la más grande de la historia: la gripe española) y si bien, en su curso y progresión, sólo se pueden gestar las mejores normas de conductas para mitigar el riesgo de contacto y el asistencialismo básico que ya ha colapsado en distintas sociedades, hay muchas ideas y temas que nos surgen para interpelar al pasado, al presente y esperar un futuro planetario que no será el mismo ahora que SARS CoV-2 apareció y produjo una enfermedad cuya sintomatología se la reconoce como COVID 19.

La única vacuna actual, hasta el presente, es: “distanciamiento social” y es por esto que el mundo está cuarentenado en sus hogares algunos reflexionando sobre causas y consecuencias, aciertos y errores, otros contando los minutos y algunos despidiéndose del Planeta mientras éste, siento, que encontró esta táctica para hacernos entender que hasta acá llego la capacidad de soportar el maltrato de nuestra especie. Ya no se puede hablar de lirismo bucólico. La Naturaleza habla y se defiende, esperemos saber escuchar.

Estamos viviendo un proceso histórico, horrorosamente histórico, quizá hasta evolutivo”.

La UNVM activó 500 nuevas aulas en su Campus Virtual

La UNVM activó 500 nuevas aulas en su Campus Virtual

Los equipos docentes trabajan en la digitalización de contenido de los espacios curriculares.

A partir de la suspensión de las clases presenciales y a distancia hasta el 31 de marzo, la Secretaría Académica de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) convocó a los Institutos Académicos Pedagógicos (IAP) a trabajar con los equipos docentes en la adecuación a la modalidad virtual. En tal sentido, desde el Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED) se dictaron cursos para desarrollar el proceso y se activaron 500 aulas en el Campus Virtual para la virtualización de los contenidos.

El secretario académico, Javier Díaz Araujo, señaló que el objetivo es “aprovechar esta instancia de suspensión de actividades para prepararse ante la contingencia que pueda suceder cuando termine esta etapa y si esto tiene que sostenerse en el tiempo”.

 

Cabe destacar que la actividad en el Campus Virtual era un apoyo a la presencialidad y contaba con 80 aulas activas hasta el 16 de marzo. “Trabajamos en la adecuación de los espacios curriculares presenciales a los espacios a distancia y se le asignó a las y los docentes responsables un lugar en esos espacios para comenzar a trabajar y acompañar en la adaptación de contenidos previstos y que puedan dictarse clases presenciales y a distancia”, añadió.

Por su parte, la capacitadora del aula virtual, Lila Pagola, indicó que, al tiempo que se crearon los espacios curriculares virtuales, se actualizó la matriculación de los estudiantes. “Actualmente son 500 los espacios curriculares activos, pero son más las y los docentes alcanzados”, aseguró.

 

En estos momentos, los IAP, que hicieron las capacitaciones de manera sincrónica a 600 docentes, realizan un seguimiento para conocer el estado de las aulas y dejarlas en condiciones. La expectativa del SIED es que se puedan virtualizar los contenidos para “estar preparados ante la posibilidad del cursado bajo la modalidad virtual”.

Ir al contenido