Portal de Noticias

A 50 años del fallecimiento de Antonio Sobral, la Usina Cultural organizó un conversatorio en el que se analizó la trayectoria del educador y político local vinculada al contexto actual.

Organizado por la Usina Cultural en el marco del 50 aniversario del fallecimiento de Antonio Social, se realizó el conversatorio “Antonio M. Sobral Política, Pandemia y Educación” que contó con la participación de funcionarias y funcionarios del ámbito de la política y la educación local y provincial.

En la oportunidad se analizó la combinación de políticas de Estado, consenso y legitimidad en un contexto de pandemia en materia educativa desde el pensamiento sobraliano. Así, surgieron aportes sobre las relaciones establecidas entre Estado, Sociedad y Educación, los lineamientos del actual Sistema Educativo Argentino, sus perspectivas y articulación con la generación de nuevas políticas de gestión. El conversatorio fue coordinado por la co-directora del Doctorado en Pedagogía del Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), Gloria Vadori, y encabezado por la directora de la Usina, Laura Gili.

En la apertura, Vadori inició que, ante la pandemia, Sobral hubiera propuesto “hacer todo lo aprendido”. Asimismo, desatacó: “Sobral valoraba la experiencia humana que se vivía en la escuela y aprendimos que un profesor no hace nada que sea intrascendente para un estudiante, porque educar es un privilegio, es una forma de vivir, y su escuela era una fiesta creativa del compartir”

Por su parte, el rector de la UNVM, Luis Negretti, señaló que «la experiencia sobraliana no es inocua y es trascendental, atraviesa la vida completa de la persona». Además, en base a la experiencia que recogió en su adolescencia, enfatizó que “la educación de Sobral es profundamente humanista, el humano desde lo individual y lo colectivo, y promueve la libertad y la autonomía en una educación integral”.

La secretaria Académica del IAPCH, Silvia Paredes, se refirió a la perspectiva histórica del educador para pensar la actualidad en reconocimiento de la acción pedagógica cordobesa que, nutrida de diversos aportes como el pensamiento reformista de 1918 y el optimismo pedagógico de Sarmiento, influyeron su obra. «Sobral sostiene la idea de una educación común definido como lo indispensable que tiene que ser repartido para todos. La distribución produce desarrollo del sujeto”, puntualizó.

 

 

Al referirse al contexto actual, la secretaria de Educación del Ministerio de Educación de Córdoba, Delia Provinciali, aseguró: “Nos animamos a pensar que la evaluación no solo es calificar sino evaluar procesos para poder atender a las particularidades con las que se va a prendiendo y poder acompañar al estudiante en ese proceso y por eso incorporamos la tecnología como modo de ampliar las posibilidades de la enseñanza e introducir a las y los alumnas y alumnos en la alfabetización digital”.

Para la funcionaria, la experiencia de pandemia marca un “momento especial” en la educación. En torno a ello afirmó: “La comunidad educativa se animó a realizar una escuela remota sin experiencia previa. Esto hizo visible las desigualdades sociales ya existentes y conocidas”. Para culminar su presentación remarcó la importancia de “atender los espacios pedagógicos” y en ellos ver cómo se distribuye la palabra, se interpelan las subjetividades y qué imágenes de estudiantes se promueven desde la currícula. “Eso hace del aula un espacio político, de interacción”, enfatizó.

En tanto que el secretario de Educación, Cultura y Promoción de la Ciencia, Rafael Sachetto, dijo que “la situación de crisis hace pensar que jamás como nunca antes quedó expresada la vinculación” entre educación y la vida política de la comunidad. “Es un acontecimiento que irrumpió en nuestras vidas y debemos llevar adelante una tarea es interinstitucional sin dejar de mirar a niñas, niños y jóvenes”, precisó.

El titular de la cartera educativa local reflexionó acerca de la importancia de la obra y el legado de Sobral para la ciudad, provincia y nación. “La pregunta sobre qué hacemos ahora, conduce a todas las instituciones vinculadas a la educación a interactuar. El carácter territorial y social de la educación, a su vez, requiere abordajes urgentes, afrontando nuevas circunstancias y soluciones”, remarcó.

También la directora del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia (ISBR), María Cecilia Bazanella, planteó una mirada multidisciplinar de la perspectiva sobraliana. “Sobral siempre estaba muy pendiente de los problemas sociales de su tiempo. Asumía la perspectiva de la Escuela Nueva con respecto a los niños y los jóvenes y su protagonismo”, remarcó. “La educación como construcción -sostuvo- es un trabajo progresivo y conjunto en términos éticos y políticos, con apuesta por la igualdad”.

Ir al contenido