Portal de Noticias

Lo sostuvo el coordinador de la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables (LAER), licenciado Fernando Gallego. También dijo que el último año hubo récord de inscriptos y habló sobre la salida laboral.

La Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables (LAER) fue incorporada a la propuesta académica de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) en el año 2011.

El coordinador de esta carrera, licenciado Fernando Gallego, afirmó que “es la única en el país en integrar lo ambiental y lo energético” y contó que el número de inscriptos fue aumentando año a año hasta superar los 50 en 2018.

En lo que lleva de trayectoria, también se implementó en Villa Dolores. Solo fue una cohorte, pero destacó su relevancia porque “logró consolidarla en un lugar que estaba lejos”.

Única en el país
“La carrera tiene la particularidad de que nivel nacional, es la única que tiene una formación doble e integrada, tanto en aspectos ambientales como energéticos”, indicó.

Explicó también que existen otras Licenciaturas en ambiente, gestión ambiental o energía ofrecidas por Universidades públicas y privadas, pero destacó que no existe una similar a la de la UNVM “que integre las dos aristas”.

“Creemos que hay una estrecha vinculación entre la problemática energética y ambiental, y por eso la concebimos desde esa lógica”, sostuvo. Además, Gallego resaltó que tiene una “potencialidad” sobre otras carreras en el ámbito profesional.

Salidas laborales
El coordinador de la LAER manifestó que actualmente la temática energética cobra mayor relevancia y, desde el punto de vista ambiental, existe una “toma de conciencia” que le otorga mayor visibilidad a esta propuesta formativa.

“En el mundo de hoy existen cuestiones que requieren pautas ambientales que antes no se requerían. La posibilidad de que puedan exportar y ajustarse a normas ambientales y energéticas, le da a nuestra carrera la posibilidad de que esa demanda de trabajo sea creciente en los últimos años. Hay una imperiosa necesidad y demanda en ámbito privado y público”, puntualizó.

En este aspecto, remarcó la necesidad de esta formación para que el estudiante pueda dar respuestas a problemáticas cada vez más complejas.

Trabajo con la comunidad
LAER profundiza sus trabajos en problemáticas y necesidades de la región, propiciando un anclaje y una fuerte vinculación con el territorio local – regional. A modo de ejemplo, Gallego explicó que junto a la Municipalidad de Villa María coordinan actividades de manera permanente.

Actualmente, estudiantes y docentes se encuentran trabajando en un censo de arbolado público y sumando proyectos de investigación sobre la cuenca del Río Ctalamochita, ordenamiento territorial, periurbano y contaminación de ladrilleras.

“Trabajamos para obtener ordenanzas en conjunto con el Municipio. Eso le da un marco legal interesante y una posibilidad de inserción”, dijo.

Interdisciplinariedad
Otro aspecto relevante que resaltó es la interdisciplinariedad del plantel docente. “En la UNVM existe una diversidad de carreras que forman al estudiante y le dan la posibilidad de toparse con diferentes formas de abordar la problemática. En el caso particular de La Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables, posee un plan de estudios que forma a los futuros profesionales con miradas distintas y diversas de arquitectos, ingenieros, higiene en seguridad, abogados, entre otras disciplinas”.

Perfil del entrevistado
Fernando Gallego es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y cuenta con una larga trayectoria docente en distintos niveles. Coordina la Licenciatura en Ambiente y Energía Renovables (LAER) desde 2016. Actualmente se encuentra realizando su tesis de Maestría en Ingeniería Ambiental por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).