Portal de Noticias

Lo hizo la profesional Antonella Pantanetti en el marco del taller “El nacimiento: un evento que deja huellas”. Esta actividad invita a reflexionar sobre las prácticas profesionales tendrá continuidad el 26 de noviembre en el campus universitario.

La psicopedagoga Antonella Pantanetti destacó la importancia de abordar diferentes aspectos sobre el nacimiento, como el parto respetado, la legislación en Argentina y la importancia de la información en este proceso. “El nacimiento deja profundas huellas psíquicas que perduran a lo largo de toda la vida, entonces es esencial cuidar ese instante”, aseguró. Al respecto, remarcó que los derechos de las mujeres y sus familias “no siempre son respetados” y que “la información es el primer recurso para continuar el camino del empoderamiento y que los lleve después a poder tomar decisiones y elecciones acertadas en torno a lo que quieren para la llegada de ese niño”.

En Argentina, el número de “cesáreas innecesarias” supera los índices propuestos por organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según Pantanetti, esto se produce por “la desinformación de las madres” y por la circulación de “saberes que propagan el miedo”, lo que lleva a las mujeres a la toma de “decisiones que van contra sus deseos y necesidades, creyendo que esta práctica es la opción que les garantiza menos dolor”.
La Ley 25.929 de Parto Respetado y Humanizado protege los derechos que tienen las mujeres, las familias y los bebés. “En nuestro país tenemos un material legal de avanzada, pero que se desconoce, entonces la mujer no sabe que tiene esos recursos que se pueden utilizar y que se pueden presentar en las instituciones para que sus deseos y sus necesidades sean cumplidos”, agregó.

En tal sentido, las instituciones de salud “son las encargadas de comunicarles estos derechos a las futuras mamás, para que éstas sean libres de elegir en qué posición parir, que pueda tener movimiento en su trabajo de parto y puedan negarse a rutinas protocolares de los centros de salud”.

Pantanetti añadió que “en el parto natural el bebé nace e inmediatamente va a los brazos de su mamá, en la cesárea, al haber una intervención quirúrgica, la mamá tiene un tiempo de recuperación, entonces ese bebe va con la persona que la está acompañando y ahí el tiempo de separación es un poco mayor”.